domingo, 14 de junio de 2015

GANDO (Gran Canaria)

El topónimo Gando se aplica a una península, una bahía o puerto natural, una baja, un roque y una playa. Históricamente y en relación con los antiguos canarios, Gando aparece como lugar habitual de intento de desembarco de los europeos, por lo que era un importante enclave defensivo. En 1457 Diego de Herrera, previo engaño a los naturales de la Isla, construyó en Gando una torre (o fuerte) que los indígenas destruyeron.

En la página 72 de "Les Touareg du Nord", de Henri Duveyrier, publicado en 1864, se dice lo siguiente:
"En los alrededores de Trâghen, existe un manantial, el de Ganderma, uno de los más hermosos que se pueden encontrar en la región sahariana.
La fuente está rodeada de una muralla de cierre bastante grande pero muy mal conservada. Esta construcción está defendida, en toda su circunferencia, por un foso que lleva el nombre de gandô. Éste servía en otro tiempo de reserva, desde donde las aguas se aportaban por tres canales a las plantaciones de palmeras hasta Ghoddoua, a 2 km del manantial. Estos canales, de los que se puede todavía seguir el trazado, tenían de 0,70 a 1 metro de anchura; lo que atestigua un caudal considerable."