viernes, 19 de junio de 2015

MASEQUERA o MESEQUERA (Gran Canaria), MASEGUE (Gomera)


mesegged. Escucharse recíprocamente el uno al otro.

meseggen. Poner el campamento el uno al lado del otro; instalarse el uno al lado del otro (acampando); estar instalado el uno al lado del otro (acampando); se dice de personas o reuniones de personas que instalan sus campamentos los unos al lado de los otros, cada tienda o reunión de tiendas guarda su independencia, pudiendo separarse de las otras cuando quiera. //Fig. estar puesto el uno al lado del otro en la misma fila -o rango- (como de igual valor), estar puesto en la misma fila -o rango- (como de igual valor); ser considerado como de igual valor, como equivalente. Se dice de personas, de animales y de cosas, y de partes (de las que estén compuestos semejante o diferentemente). //Fig. ser de igual valor, ser equivalente. Se dice de personas, de animales y de cosas, y de partes (de las que estén compuestos semejante o diferentemente).

meseger. Examinar juntos (una persona, un animal, una cosa). Examinarse recíprocamente el uno al otro.

[Dictionnaire Touare-Français, de C. de Foucauld (Estrasburgo 1858 - Tamanrasset 1916)]

______________

Sobre Masequera reproduzco diversos pasajes de <<Las "princesas" de Canarias>>, de Manuel Lobo Cabrera (Aroart Ediciones, 2011): "A esta infanta se le conoce por las crónicas y por historiadores del pasado tanto como Masequera como Arminda. La misma llamada Catalina después de bautizada, es la que comenta la escapada de su prima Tenesoya. " (…) "Por lo tanto nuestra princesa era hija de Guanarteme el Bueno, el Egonayga Guanachesemeden, de Abreu, primo a su vez del padre de Tenesoya" (que era nieta de Ventagoo o Ventagahe, Guanarteme de Telde). (…) "Casó esta infanta en Gáldar con Hernando de Guzmán, al parecer ligado a la conquista, natural de Toledo, recibió de éste su apellido".
Por lo que se refiere a Tenesoya nos cuenta M. Lobo Cabrera, en la misma obra citada, que pasó a llamarse Luisa de Bethencourt tras ser bautizada y casarse en Lanzarote con Maciot de Bethencourt (nieto del Maciot de Bethencourt pariente del conquistador normando Jean de Bethencourt). Cuando Luisa de Bethencourt (Tenesoya) regresa a Gran Canaria tras la conquista castellana de la Isla, "acoge en su casa de Gáldar a su prima Masequera, ya bautizada con el nombre de doña Catalina, tal como se recoge en las crónicas: <<…la que la tuuo como a hermana a la dicha Doña Cathalina, que no se trataban menos…>>".

Masequera o Mesequera ("Vocabulario del antiguo dialecto isleño", de A. Millares Torres).

F. Osorio Acevedo, en su "Gran Diccionario Guanche", relaciona la voz Masequera o Mesequera con el apellido "Meseguer", presente en Canarias; e indica que Arminda pertenecía "a la familia Masequera o Messeguer", "tribu de gran riqueza ganadera en el sur de Gran Canaria", aunque no cita fuente histórica o referencia documental de la que lo obtiene, por lo que desconocemos si está descartado que no se trate del apellido sefardí Meseguer, ampliamente extendido fuera de Canarias. Y es que familias judías llegaron a las Islas en el momento inmediatamente posterior a la conquista tratando de huir de la Inquisición (Millares Torres).

Sea como fuere la correspondencia de meseguer con Mesequer y su feminización en Mesequera resulta posible desde el punto de vista lingüístico y su significado tamahaq refuerza tal posibilidad, si atendemos a que Arminda y Tenesoya o, lo que es lo mismo, Catalina y Luisa, eran del "mismo rango", es decir "infantas" o de la "familia real"; se trataban como hermanas, "la que está al lado de la otra"; y, salvo un periodo de separación forzada, convivían juntas o en vecindad ("acampaban una al lado de la otra", en expresión de un pueblo nómada como el Tuareg), incluso integradas en la nueva sociedad que había surgido en Gáldar.

También Masegue, como se llamaba en La Gomera al capitán del bando de Orone, puede corresponderse con meseguen o meseguer.