lunes, 3 de agosto de 2015

ARIDANE (La Palma)


arid (pl. ariden) deseo (o predicción o previsión o conjetura) que encierra un presagio (cualquiera, bueno o malo)/ deseo (o  predicción, previsión, conjetura) que, por sí mismo, es de buen o mal augurio./ Los Kel Ahaggar consideran todos los deseos, predicciones, previsiones, conjeturas, manifestaciones de esperanza de felicidad como buenos presagios; ellos consideran todos los deseos, predicciones, previsiones, conjeturas, manifestaciones de temor a la desgracia como malos presagios.

dîrân sing. m. (pl. dîrânen) / deseo (aspiración [hacia una cosa que no se tiene]).

[Traducción del Dictionnaire Touareg-Français, de Charles de Foucauld]

Aridane era una de las demarcaciones territoriales auaritas. En la actualidad compone el nombre de uno de los municipios de La Palma, Los Llanos de Aridane.

En las fuentes históricas encontramos tanto Aridane (que ha prevalecido en la tradición oral) como Adirane y es que ambas pudieran ser correctas. Tanto a Aridane como a Adirane cabe atribuirle el significado de "deseos", si bien cada una con el sentido propio expuesto por Foucauld en su diccionario "Touareg" (dialecto Tahaggart, el Tamahak del Ahaggar) respectivamente para las voces arid y dîrân, cuyos plurales son ariden y dîrânen.

J. de Abreu Galindo relata que: "...comenzando desde donde se ganó, que fue Tasacorte y Los Llanos hasta donde dicen las Cuevas de Herreras, Amagar Tijuya, todo este espacio y término de tierra llamaban antiguamente los palmeros Adirane", en otro pasaje alude al "llano de Adirane" y en otro se refiere al "término de Adirane, señorío de Mayantingo que ahora dicen los Llanos".