domingo, 6 de septiembre de 2015

ARMINDA (Gran Canaria)

mender (immender, iemmînder, ed iemmender, our immender) / llegar al anochecer a (llegar en el espacio de tiempo comprendido entre el momento en que el sol está próximo a ponerse y aquel en que la noche cae); llegar al anochecer a casa / puede tener por sujeto y por objeto directo personas, animales o cosas / significa propiamente "llegar al anochecer (la tarde misma del día de que hablamos, después de una jornada, media jornada, algunas horas de marcha, o menos aún) a [un lugar] (o: a casa de [una persona]; o: a [un animal]) (en el que (o: en la cual; o: al lado del cual) debemos pasar la noche)". (Ej. our essiner de emmederer Tit. ___ e tet temmendered : touhâz - yo no sé [si] llegaré al anochecer a T. ___ tú llegarás a ella al anochecer; ella está cerca - end ahel, herir de emmenderer Biska, ou tt emmenderer, eoueier ehod, ousik k dar ahod touhaz toufat - ayer, he querido llegar al anochecer a casa de B., no he llegado a su casa al anochecer, me ha cogido la noche, he llegado a su casa en la noche, cerca de la mañana. / por extensión "llegar en el espacio comprendido entre el comienzo de la tarde (1h o 2h. de la tarde) y la mitad de la noche (1h. o 2h. de la mañana del día siguiente), el día mismo del que hablamos, después de una jornada, media jornada, algunas horas de marcha, o menos aún) a". (Ej. nek, end ahel, emmenderer Biska s tézzar.- nek emmendererek k end ahel âmmas n ahod - yo ayer he llegado a casa de B. en plena noche / por ext. "llegar (en el espacio comprendido entre el comienzo de la tarde (1h o 2h. de la tarde) y la mitad de la noche (1h. o 2h. de la mañana), después de un número cualquiera de jornadas de marcha) a [un lugar] (o: a casa de [una persona]; o: a [un animal]) (que está a dos o varias jornadas de marcha y que es el término del viaje o uno de sus alojamientos de etapa)". (Ej. asîkel nener ifel Tamanraset, ed iemmender Doûa dar Edar, ed iemmender tillemîn dar Air, ed iemmender Damergou - nuestra caravana a dejado Tamanraset, llegará a casa de Doua en el Adrar, llegará a nuestros camellos en el Air, llegará a Damergou (nuestra caravana ha dejado T., irá de entrada a casa de Doua en el Adrar, luego a nuestros camellos en el Air, luego a Damergou)).

amender sing. m. (pl. imendîren, dar mendîren / hecho de llegar al anochecer a ; hecho de llegar al anochecer a casa / en todos los sentidos de mender.

émîndar sing. m. (pl. imîndâren), dar amîndar (emîndar), dar mîndâren / mismo significado que el anterior / por ext. "hora de llegada al anochecer (hora a la que llegamos habitualmente cuando llegamos al anochecer)" / por ext. "jornada de marcha entera (jornada de marcha que se realiza partiendo al amanecer y llegando al anochecer; distancia que puede recorrerse entre el amanecer y el anochecer (es decir alrededor de 30 a 80 km, según se vaya lentamente, rápido o muy rápido))". La palabra émîndar no es empleada como medida de distancia; es la palabra ahel "día" la que es utilizada. 

[Dictionnaire Touareg-Français, de C. de Foucauld]

________________________

Masequera (ver entrada correspondiente en este blog) es conocida en las crónicas y por los historiadores del pasado tanto como Masequera como por Arminda, siendo bautizada con el nombre de Catalina. Es la que comenta la escapada de su prima Tenesoya que tanto afectó al Guanarteme. Era hija de Guanarteme el Bueno, Egonayga Guanachesemeden, primo a su vez del padre de Tenesoya.

<<En la fase final de la conquista vuelve de nuevo esta infanta a cobrar protagonismo, tal como se recoge en la crónica Lacunense y en las posteriores. Su entrega que simboliza la rendición total de la Isla y su llegada en procesión, en andas, desde Tirajana a Las Palmas.
"…los Canarios salieron de Tirajana acompañando a su señora. Traíanla en unas andas sentada en ombros de quatro hidalgos de cauellos rubios; traía vestido un zamarrón que la cubría toda, echo de gamuza, i la cabeza traía tocada o aderezada a uso de las españolas… Saviendo Pedro de Vera la venida de los Canarios a el Real fue grande la alegría que él y los suyos tuvieron; salieron a reciuirlos a el camino de Telde, onde llegaron los dos tíos i por medio de el faraute o lengua le dixeron a Pedro de Vera que en nombre de el Rey Católico se la entregaban como a hija de el Guanarteme el Bueno que era señor de la tierra"
Las crónicas hablan que tenía en esa fecha la infanta diez años, y que era blanca y rubia. Sin embargo la propia titular lo contradice, pues en 1528, al comparecer como testigo en la información que se abre a favor de su prima doña Luisa, declara tener sesenta años, con lo cual en dicha fecha debía tener 15 años.>>

[Información y transcripción obtenida de <<Las "princesas" de Canarias>>, de Manuel Lobo Cabrera, Anroart Ediciones]

________________________

Masequera debió recibir el nombre de Arminda a esa edad de 15 años o posteriormente por razón de los hechos sucedidos entonces, cuando vuelve a cobrar protagonismo al ser recibida en el Real de Las Palmas, lo que debió producirse al anochecer, tras una jornada de marcha desde Tirajana, llevada en andas por su comitiva.